Cuando me separé de mi esposa, luego de once años de matrimonio y dos hermosos hijos de pocos años de edad, emprendí un viaje hacia la introspección. Me fui cinco días a una casa de retiro en Honduras para silenciar mis pensamientos y encontrar paz en medio de la tormenta. Mi mentor, mi gran amigo, Marco Gómez, me dijo una frase trascendental: “En este momento, puedes actuar desde el miedo o desde el amor. Lo que decidas hará una enorme diferencia”.

Debo reconocer que había postergado escribir La travesía del amor, el libro que lanzaré el 24 de noviembre, en el auditórium Casa de Dios. Me daba miedo exponer un área tan íntima. Me daba miedo contarle al mundo que había sido infiel y que luchaba con la sexualidad desordenada. Me daba miedo decir que no sabía administrar mis finanzas. Me daba terror aplicarme la etiqueta “divorciado”. ¿Cómo pude actuar tan diferente a lo que firmemente creo correcto? ¿Cómo hablar de algo en donde me sentía un fracaso?  

Mis temores se fueron confirmando. Lo que nunca me había pasado como empresario, escritor o conferencista, ahora me ocurría. En redes sociales empezaba el escarnio: “Cómo puede hablar de eso si tuvo una cuenta de Tinder”… “Cómo puede hablar de eso si es un mujeriego”… “Cómo puede hablar de eso si perdió a su familia”… “Cómo puede hablar de eso si fue infiel”… “Cómo puede hablar de eso si lastimó a mi amiga”. Pues precisamente por todas esas razones es que lo hago.

Leí en algún lado que la religión es para quienes desean evitar el infierno. La espiritualidad, sin embargo, es para quienes ya estuvimos allí. Quiero confirmarte que es cierto lo que dicen en redes. Lo perdí todo por mis errores y sigo pagando las consecuencias de mis imperfecciones. Sin embargo, ahora te hablaré desde el amor.

Escribí una obra que busca exponer lo más preciado que tengo: mi absoluta vulnerabilidad. No te hablaré desde mi formación como científico. De nada me sirvió tener un doctorado en dinámica humana y salud mental para sanarme. Sin embargo, usé esa rigurosidad académica para sustentar mis argumentos. No te hablaré desde el trono de la perfección para darte fórmulas mágicas o para juzgarte. Te hablaré como un ser humano le habla a otro, te aconsejaré como un amigo que busca el bien del otro. 

Escribí una obra que espero que mis hijos lean para responder sus preguntas y orientar sus decisiones. Algo útil, accesible, sustentado en las mejores prácticas y en lo que he aprendido luego de tanto dolor.

Enfocados en esos retos, con un equipo de especialistas, hemos preparado un evento que desea regalarte esperanza para que descubras, como este servidor y amigo tuyo descubrió, que es posible salir adelante. Es posible reconstruirte.

Hoy, mis miedos más profundos se han convertido en poderosas armas para amar. Sin duda, solo Dios puede usar el peor de tus errores como instrumento para ayudar a otros, de forma que el mayor de tus dolores se vuelva el mayor de tus propósitos. Bienvenido a la travesía del amor.

Valoramos tu vida, nos interesa tu matrimonio y nos importan mucho tus hijos, por eso nos preparamos para llevar a cabo este programa.

Somos un grupo de egresados del instituto “Mejora”, de Casa de Dios. Nos hemos preparado para compartir temas enfocados en restaurar, fortalecer y renovar el compromiso en las parejas. Creemos en el matrimonio, creemos que el amor es una poderosa fuerza que le añade valor a las personas y creemos en el carácter que desarrollamos los seres humanos para construir relaciones a prueba de divorcio.

Nuestro fundamento es la Palabra de Dios, además del conocimiento y la experiencia adquiridos durante más de veinte años, lo que nos permite brindar herramientas que favorecen la comunicación y la relación conyugal.

Entendemos que cada pareja vive temporadas diferentes y por eso llevamos a cabo actividades que brindan experiencias y fortalecen la relación en pareja, para que juntos sean capaces de vivir cada estación de la vida conyugal con alegría, alcanzando objetivos y logrando sueños.

Ver que los días pasan, que la monotonía enfrió la pasión, que las discusiones solo nos han dañado más y no darnos la oportunidad de recuperar lo que hemos perdido… Todo esto nos dejará un sabor amargo en el corazón y difícilmente se sale de allí a menos que hagas algo.

Mantente vivo, feliz y con esperanza. ¡Mantente conectado con Live & Love! Porque todo es posible si puedes creer.

No te pierdas la oportunidad de vivir una experiencia que marcará tu vida. Si eres casado, divorciado, unido, estás en una relación o si estás soltero y te interesa aprender de las experiencias sobre personas que han vivido diferentes episodios a lo largo de su vida, algunos muy buenos y otros no tan buenos, ven este 24 de noviembre a partir de las 3:00 p.m.

Entrada gratuita. Estamos seguros de que no te arrepentirás.

Nos acompañan el pastor Mark Gundor, los pastores Tray y Melody Lovvorn, Julio Zelaya y Eduardo Montano.

Una meta de vida es compartir con otra persona. La mayoría de los seres humanos por instinto buscamos acompañarnos de alguien y en algunas ocasiones iniciamos una relación con una mentalidad demandante más que ofertante. Sin darnos cuenta, la soltería construye a los hombres y las mujeres que están por entrar a una relación, por lo tanto, lo que vivas, lo que hagas y lo que pienses ahora que estás soltero será lo que podrás ofrecer a la persona que escojas para compartir tu vida.

El divorcio es un capítulo que debe de quedar cerrado, una experiencia que debe quedar sanada. Debe convertirse en una escuela para la vida que nos enseñó a no cometer los mismos errores del pasado. Al tener esto claro, y con la alta posibilidad de iniciar una nueva relación, date la oportunidad de recuperar tu capacidad de amar.

Un porcentaje muy alto de parejas se desconecta por diferentes razones. Por ejemplo, los hijos son una de las causas más frecuentes de divorcio, el tiempo, las ocupaciones, las tensiones diarias y dejar de tener cosas en común crea una distancia que podría provocar que fijásemos nuestra mirada en alguien más.

Para cualquiera que sea tu caso existe un mapa con indicaciones claras sobre qué hacer y por eso creamos toda una experiencia que nos ayuda a visualizar un futuro diferente, pero actuando desde el presente.       

Cada noviembre recuerdo el sí, acepto y el sí, prometo que le dije a una mujer que creyó en mí antes de ser lo que hoy soy y tener lo que ahora tengo. 

Con ella inician las historias de amor, porque es la palabra que usamos para corresponder a una propuesta ¡sí, acepto! ¡sí, quiero!

Sí, es una palabra de dos letras que usamos miles de veces, cuando queremos algo, cuando nos ofrecen algo o simplemente cuando aceptamos algo. Es tan fácil y tan corta de expresar, pero detrás de ella hay historias de compromiso, de sacrificio y con un gran significado al que me quiero referir.

El sí (con tilde) en el lenguaje del amor es estar dispuesto a darlo todo, sin reservas, sin condiciones, sin agendas ocultas, porque cuando hay reservas es un sí débil o falso. El sí en una pareja  es una promesa que se puede cumplir día a día, cuando nace en el espacio del  corazón donde esta la capacidad que todos tenemos de amar.

La pregunta es ¿qué valor tiene esa corta palabra para cada persona? No se trata solo de pronunciarla sino de demostrar el valor que le das a tus palabras, de las acciones que respaldan algo tan corto, pero tan valioso.

¿Por qué puede cambiar una vida? Porque al prometer amar a una persona a través de llevarla al altar ese sí se transforma en compromiso, significa que serás único (a), te da pertenencia, te posiciona en el corazón, te da exclusividad y también motiva a la otra persona a hacer lo mismo.

Un sí es el inicio de una aventura con alguien a quien conoces, pero no por completo, trae consigo un riesgo que te lleva desarrollar esa capacidad de amar que todos tenemos y te anima a creer que sí va a funcionar, así es como el amor crece y las palpitaciones se regulan después de declarar tus sentimientos por medio de esa propuesta para iniciar un noviazgo o un matrimonio.

No podemos negar que el amor nos eleva las palpitaciones a una velocidad incontrolable, pero el sí es mágico porque no solo permite que el corazón se regule sino también nos llena de alegría, de optimismo, de fuerzas para mejorar el futuro. El recuerdo del lugar donde haces esas preguntas tan importantes siempre te va a dibujar una sonrisa que te llevará a revivir tu recorrido para llegar al altar, los preparativos y tus nervios.

Claro, hay que tener en cuenta que tu sí podría cambiar si no sabes cuidar la fuerza que te llevó a expresarlo, el amor. La propuesta es para toda la vida, pero es necesario que dimensiones que solo se sostiene con el amor.

Muchas parejas usan palabras que sin darse cuenta convierten sus conversaciones en discusiones interminables, es así que se provocan un gran daño y se separan cada vez más. Hay personas que llevan acumulando malos recuerdos de la vida matrimonial, la rutina y las ocupaciones los desconectaron emocionalmente y lo único que les queda es sobrevivir.

Por eso queremos invitarte a vivir Live&love, una experiencia creada especialmente para quienes desean vivir una mejor vida matrimonial. Descubrirás herramientas efectivas que harán de tu comunicación una fortaleza y descubrirás el valor de ser el mejor amigo de tu pareja.

Además, conocerás las fortalezas de tu personalidad en el matrimonio como la sexualidad no podría faltar, serás atendidos por orientadores profesionales en este tema. Nuestra próxima experiencia será el 10 y 11 de noviembre el Hotel Solei Antigua Guatemala.

Comunicación

La comunicación es uno de los pilares más importantes en toda relación. Hacemos un replanteamiento al eliminar los «jinetes del Apocalipsis» de la comunicación, lo que permite conversaciones claras sustentadas por el respeto y la valoración, con el objetivo de lograr acuerdos.

Amistad

Una de las primeras y grandes virtudes de los seres humanos es aprender a hacer amigos. Por eso, la amistad en el matrimonio no se debe perder. Sin embargo, nos hemos dado cuenta de que dejamos abandonada la amistad desde el día que nos casamos y perdemos un pilar fundamental para la pareja. El sentido de amistad procura la fidelidad, la comprensión, la tolerancia, el bien común, la resiliencia y la adaptabilidad en las diferentes épocas o estaciones que el matrimonio vive.

Amor

El amor es la fuerza más grande que poseemos, sin embargo, esa fuerza puede disminuir o desaparecer cuando es sometida a conflictos, malos recuerdos, malas experiencias y no se busca el consejo o las vivencias que ayuden a superar las situaciones. El amor puede recuperarse, pero hay que darle un respiro o, mejor dicho, un cuidado intensivo al corazón; debemos cerrar capítulos, administrar emociones y aplicar la mejor medicina: el perdón. Para más información escribe a liveandlove@casadedios.org (cupo limitado).