Mantengamos viva la llama de nuestro matrimonio con respeto, amor y perdón.